lunes, 4 de junio de 2018

Conciertos de Temporada - Beigbeder 360º


La Banda Sinfónica Municipal de Sevilla ofrecerá en la semana posterior a la festividad del Corpus un progrma monográfico a la figura de Germán Álvarez Beigbeder. 
De la mano del subdirector, Guillermo Martínez Arana, se realizarán varios conciertos en los que se ofrecerá una visión global del insigne compositor jerezano. 

Los conciertos, de entrada libre hasta completar aforo, tendrán lugar en las fechas y lugares que a continuación se reseñan.

Día 7 de Junio en Museo de Artes y Costumbres a las 19:30h
Día 13 de Junio en Centro Cívico La Buhaira a las 20:00h.
Día 14 de Junio en Teatro Hogar Virgen de los Reyes a las 20:30h.



El programa estará integrado por las siguientes piezas.

“Germán Álvarez Beigbeder 360º”

Programa

Suspiros de Andalucía (1917) *
Pasodoble

Tarantela (1903)
Versión para banda

La Gazza Ladra (1817)
G.A. ROSSINI (1792-1868)
Obertura
Transcripción para banda: G.A. BEIGBEDER

Rapsodia Africana (1913)
Del Ballet para banda en dos tiempos “Escenas Orientales”

Danzas Andaluzas (Sevillanas y Soleares) (1913)

Cristo del Cachorro (1956)
Marcha Procesional

Himno Nacional Español (1966)
Armonización: G.A. BEIGBEDER
Instr: Antonio DOMÍNGUEZ

*Recuperación Histórica.
1ª vez por la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla.

Director del Programa: Guillermo Martínez Arana




NOTAS AL PROGRAMA

En un contexto social como en el que ahora nos encontramos inmersos, y en el que la singularidad está castigada con el olvido y donde las grandes marcas y la estandarización se imponen al infinito valor de la sencillez, pequeñas e intimistas producciones como las del compositor jerezano Germán Álvarez Beigbeder (Jerez de la Frontera -Cádiz-, 15-XII-1882 / 11-X-1968) materializan un pequeño reservorio, en el que el valor de lo bellamente «provinciano», dota de un ADN propio a territorios, que de no poseer tal recurso, no podrían proyectar perspectiva de universalidad alguna.
La figura del compositor que hoy protagoniza el programa que hoy podemos disfrutar, forma parte del imaginario de una ciudad que sucumbe a la ausencia de una identidad ya perdida.
No obstante, entidades como la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla no cejan en el empeño de otorgar luz a músicas injusta e injustificablemente encerradas en nuestra propia memoria, y hoy se esmera en ofrecernos un programa monográfico a través de un recorrido que aporta nuevas perspectivas y que sintetiza la identidad del compositor jerezano. Esta propuesta toma cierta fuerza al conmemorarse durante este año 2018 el cincuentenario del fallecimiento del Músico.
Germán Álvarez Beigbeder es el compositor que crea un sonido propio para este paisaje sureño -y a veces casi romántico- de tierras albarizas, salpicadas de pinares y eucaliptos, en una expresión superior a cualquier otra de las que se han materializado en Jerez de la Frontera, por la condensación de lenguajes tan única y perfeccionada que su personalidad y obra han generado.
Su catálogo compositivo abarca un amplio volumen de obras de cámara, un extenso grueso de obras sinfónicas para orquesta y banda, diversas obras de finalidad militar y cívica - escritas como respuesta a su condición profesional como músico militar primero y civil más tarde- y un interesante corpus de obras religiosas de amplio espectro formal, muy en consonancia con la intensa espiritualidad que el compositor cultivaba con empeño a través de la Música.
La propuesta que ahora se presenta da inicio con un pequeño aperitivo que por inédito abre este concierto de manera excepcional. Nos referimos a la obra «Suspiros de Andalucía», cuya recuperación histórica se ofrece hoy en una reconstrucción realizada -por quien suscribe estas líneas- a través de un manuscrito de la obra en puño y letra del propio compositor. Fue escrita en El Ferrol (La Coruña) en 1917 durante su estancia como Músico Mayor de Infantería de Marina en la Academia de la citada población. Está dedicada a José (Pepe) Cervera, almirante de Marina, con el que el compositor fraguó posiblemente una amistad perfumada de añoranza por la tierra andaluza, tal y como nos podría indicar el título.
Es una obra de factura sencilla, pero con cierta riqueza temática y con un dominio organólogico destacable, si consideramos además lo complejo de instrumentar obras para formaciones bandísticas de reducidas dimensiones como las que podría dirigir el Maestro en esta etapa.
Y de Andalucía… a Italia. En 1903 compone la «Tarantela». Este pequeño entremés musical muestra de una de las características principales en la producción beigbederiana, y nos referimos con ello al gusto por elementos musicales centroeuropeos, de origen popular (podemos añadir en su catálogo distintas formas como polkas, mazurcas o valses) que encuentran síntesis con la más honda expresión folclórica de la baja Andalucía. De ello también la cristalización de la influencia de compositores románticos, a los que estudia con profundidad y cuyas conclusiones afloran en la música del compositor jerezano. También del empeño que presenta al acercar música de interés al público a través de la principal herramienta que en su cometido profesional poseía para ello: la banda.
De ello la transcripción que de la Obertura «La Gazza Ladra», escrita en 1817 por el compositor Gioachino Rossini (1792-1868) realiza en 1955 y que también podremos disfrutar en el concierto de hoy. 
Esta obra, publicada por la Revista Musical «Harmonía», constituye una prueba irrefutable de sus privilegiadas dotes como orquestador.
Y nuevamente «don Germán» (como siempre fue conocido en Jerez de la Frontera, su ciudad) nos posibilita un viaje instantáneo a otro punto del globo terráqueo.
«Rapsodia Africana», fue escrita en 1913, durante su primera etapa militar como Músico Mayor en Marruecos. Forma, junto a «La Última Danza», un díptico bajo el título de «Escenas Orientales». Una vez más, el compositor recurre a la fuente popular para generar una obra de excelente factura formal, tímbrica, melódica y rítmico-armónica. En la portada del manuscrito podemos leer el siguiente texto: «sobre temas populares escuchados en Alcazarquivir».
Y este viaje que en el que el compositor ha sido nuestro particular guía de viaje, encuentra de forma cíclica su retorno a nuestra tierra, con géneros tan propios como las populares sevillanas o la marcha procesional.
También a 1913, según reza en el propio manuscrito, pertenece «Sevillanas y Soleares», obra que articulada en dos movimientos y a través del subtítulo «Danzas andaluzas», deja bien claras las intenciones estéticas del compositor, en una obra que resalta por la paleta tímbrica empleada, especialmente luminosa en comparación con lo habitual en la producción sinfónica del compositor.
«Cristo del Cachorro» (1956) constituye uno de los más inspirados ejemplos de la música procesional escrita por el Maestro. Dedicada al titular cristífero de la hermandad sevillana de título homónimo, según consta en el manuscrito del compositor depositado en las dependencias de dicha Hermandad, resulta posible atribuir la hechura de la obra con anterioridad al fechado de la misma. El compositor hace gala de una capacidad de procesamiento genial en el empleo de la forma marcha, en todo un despliegue de cromosomas temáticos, procesamientos fugados y procedimientos compositivos expuestos en toda su virtualidad, en la que la técnica contribuye de forma decisiva a un sublime resultado.
El concierto de hoy finaliza con la exquisita armonización que del «Himno Nacional Español, para Alabanzas al Señor» realiza el compositor en el año 1966, tal y como se recoge en el manuscrito. Instrumentado por Antonio Domínguez, en la versión que hoy se interpretará, es de nuevo, un fantástico ejemplo del dominio que sobre la armonía tiene el compositor que recordemos, años atrás llegó a aspirar con solvencia a una plaza como profesor de dicha especialidad en el Real Conservatorio Superior de Madrid.
Asistimos por tanto hoy a una propuesta interesantísima y que viene a poner en valor la obra de un compositor que posiblemente renunció a una gran proyección en pro de desarrollar su labor en la tierra que le vio nacer, como afirmara el Premio Nacional de Literatura y crítico flamenco Manuel Ríos en 1972 en unas notas para un LP publicado sobre el compositor:

«[…], se reafirma totalmente con la generación específicamente genial que encabezan Manuel de Falla (1876-1946) y Joaquín Turina (1882-1949), y en la que Germán Á. Beigbeder merece un lugar destacadísimo, sin lugar a dudas, puesto que su nombre y su obra está estrechamente vinculados a la que se ha dado en llamar la Música Universal de España».


         






                   Jaime Merodio, mayo de 2018.                                              


lunes, 14 de mayo de 2018

Conciertos Didácticos por Sevilla. "Animalario"




 
En esta semana y parte de la siguiente, la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, ofrecerá una serie de conciertos didácticos para multitud de escolares de Sevilla. 

Este programa llevaré por título "Animalario" y se escucharán obras de Charles Ives, Gioachino Rossini, Camile Saint-Saëns, Elton John, John Williams y Henri Mancini.

Estos conciertos se celebrarán:
  • Martes 15 en Colegio Salesianos de la Trinidad a las 11:30h.
  • Miércoles 16 en Centro Cívico Bellavista a las 11:00h y 12:30h.
  • Jueves 17  en Centro Cívico Torre del Agua a las 11:00h y 12:30h.
  • Viernes 18  en Centro Cívico Sindicalistas Soto, Saborido y Acosta (La Ranilla) a las 11:00h y 12:30h.
  • Lunes 21  en Centro Cívico Torreblanca a las 11:00h y 12:30h.
  • Martes 22  en Centro Cívico Alcosa a las 11:00h y 12:30h.

Los conciertos estarán dirigidos por Guillermo Martínez Arana, subdirector de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla y presentados por Cayetano Sánchez Aragón, archivero de la misma. 

Esperamos que nuestros escolares se lo pasen en grande y se lleven una magnífica experiencia de manos de su Banda Sinfónica Municipal de Sevilla.









lunes, 5 de marzo de 2018

150 años de la Soledad a la Parroquia de San Lorenzo



La Banda Sinfónica Municipal de Sevilla ofrece este próximo miércoles 7 de marzo a las 20:30h en el Convento de Santa Rosalía, un concierto conmemorativo de los 150 años de la Soledad en la Parroquia de San Lorenzo. De la mano de nuestro titular, D. Francisco Javier Gutiérrez Juan, se ha preparado un programa diferente, con inclusión de obras sinfónicas y otras propias de la Semana Santa de Sevilla. 

Organizan:              Hermandad de la Soledad de San Lorenzo
                                Área de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores


Un templo para la fe

1ª Parte
Mosaici Bizantini Op. 14                                                                 F. Cesarini
                                   I La Natividad 
                                   II El Templo de Jerusalén
                                   III El Ángel de la Resurrección

Il Giudizio Universale (*)                                                              C de Nardis / arr. Cesarini

2ª Parte

Soledad Eterna                                                                               J Olmedo
María Santísima en su Soledad (*)                                               J Albero
La Soledad de San Lorenzo (*)                                                     J M Rojas
La Soledad                                                                                      P Morales

 (*) 1ª vez por la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla

NOTAS AL PROGRAMA
Se cumplen 150 años que la Soledad se fue a vivir a la Parroquia de San Lorenzo. Queremos dedicar este concierto a ese hecho. Una Parroquia es ya en sí un protagonista evangelizador. En sus retablos, cuadros e imágenes el hombre encuentra mensajes de fe. La música ha querido resaltar este acto evangelizador. Como ejemplo las obras de la primera parte de este concierto.
“Mosaici bizantini opus 14” es un poema sinfónico en tres movimientos  compuesto entre 1992 y 1993 por Franco Cesarini (1961 Bellinzona, Suiza). Esta obra está inspirada en las representaciones que aparecen en tres mosaicos bizantinos que se encuentran en Iglesias de Venecia y Palermo.  Para ello, Cesarini tomó motivos de cantos gregorianos y extrajo pasajes de “La Pasión según San Mateo”. Cada uno de los movimientos fue estrenado por separado por diferentes bandas suizas en 1993, en el “Crenchen Music Prize”. Cada movimiento representa uno de los citados mosaicos bizantinos. I La natividad: “El nacimiento de Jesús. Los Magos de Oriente. ¿Dónde está el recién nacido Rey de los Judíos? Hemos visto su estrella en las lejanas tierras de Oriente y venimos a adorarle”. II El Templo de Jerusalén: “Entonces el velo del templo se rasgó en dos de arriba abajo;  la tierra tembló y las piedras se resquebrajaron; se abrieron los sepulcros y muchos cuerpos de santos que estaban muerto resucitaron”. III El Ángel de la Resurrección: “Un ángel del Señor bajó del cielo, se acercó, hizo rodar la losa del sepulcro y se sentó en ella.”
Il Giudizio Universale (El juicio Universal) es un poema sinfónico con el que Camillo de Nardis (Italia, Orsogna 26-5-1857 / Nápoles 5-8-1951) ganó el primer premio en un concurso nacional de bandas en Nápoles en 1878. Posteriormente De Nardis hizo de esta obra una versión para gran orquesta que también fue premiada en un concurso en Turín, Italia, en 1880 (versión de la que se conserva un manuscrito autógrafo en el Conservatorio de Nápoles). En 1934 se publicó un arreglo de la partitura original para banda de concierto realizado por Antonio Cafarella para la Goldman’s Band. En 2011 el compositor Franco Cesarini publicó una nueva instrumentación de la obra. La obra está basada en un gran fresco del siglo XVI pintado por Ferraù Faenzone (1562-1645) en la Catedral de Todi (Italia). Esta maravillosa obra pictórica nos presenta una peculiar visión del Juicio Final en el cual las almas aspiran a la purificación eterna. El Juicio Universal se basa en un concepto religioso de un camino de purificación que consiste en las dificultades con atisbos de esperanza y alegría para los que están a la espera del juicio universal antes de recibir la bendición final. La música sigue esta progresión con secciones de penurias (partes de metal pesado), esperanza (instrumentos de viento de alta frecuencia que representa a los ángeles), y la alegría (también instrumentos de viento y que incluye piezas de latón lírico) alterna, y con una conclusión triunfante que representa la bendición final. 
En la Semana Santa de Sevilla las hermandades salen a la calle a compartir la fe con la humanidad. A través de sus imágenes, sus penitentes y sus músicas. Por eso traemos a la segunda parte de este concierto músicas que ligadas a la Soledad (de San Lorenzo) salen a las calles a evangelizar.
José Olmedo Vinajeras (Sevilla, 1910 / Arrecife de Lanzarote, Gran Canaria 1983), fue compositor, violinista pianista y director de compañías líricas y sobre todo maestro. Muchos compositores como José de la Vega, y directores de banda recibieron clases de Olmedo para preparar las oposiciones. Fue auxiliar de Conrado del Campo en la cátedra de composición del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Fue asesor de la editorial Unión Musical Española. Al parecer obras que figuran a nombre de otros autores afamados, fueron en parte compuestas, orquestadas o arregladas por Olmedo. Olmedo compuso zarzuelas, obras  sinfónicas, etc. Muchas de sus composiciones están desparecidas. Sobre la marcha Soledad Eterna debemos decir que desconocemos el año de composición. La marcha fue recuperada y estrenada en el acto organizado por ABC para la presentación de su revista de “Pasión en Sevilla” el 24 de marzo de 2015 por la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla dirigida por Fco. Javier Gutiérrez Juan en la Fundación Cruzcampo.
María Santísima en su Soledad es una marcha dedicada por el que fuera muchos años director de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla José Albero Francés (Campo de Mirra – Alicante 17-2-1933) en 2005 a la Soledad de San Lorenzo.
La Soledad de San Lorenzo  es una marcha dedicada por el trombonista y compositor Jacinto Manuel Rojas Guisado (Ecija, Sevilla 1975) en 2014 a la Soledad de San Lorenzo.
Pedro Morales Muñoz (Lopera – Jaén 24-1-1923 / Sevilla 30-06-2017), clarinetista, compositor y director ha sido director de la Banda de Soria 9. Estudió entre otros con D. Pedro Gámez Laserna. Con su marcha “La Soledad” (dedicada a la Soledad de San Lorenzo) ganó en 1991 el segundo premio en el concurso de marchas procesionales organizado por la Fundación Sevillana de Electricidad.